Modo tele trabajo o “la historia de esas vacaciones que nunca fueron”

Les advierto: el día que se vayan de vacaciones, hagan lo que hagan, sabrán que en algún momento se van a conectar a resolver algún tema. No me extrañará para nada que anden paseando por las áreas públicas de un hotel paradisíaco en alguna parte del mundo con el celular, buscando una señal oprobiosa e inconstante que ofrece el recinto.

Estarán suplicando al gerente del hotel el acceso a una computadora, o en el peor de los casos, a una conexión de WI FI un poco más decente que la que tienes sólo con el fin de revisar la analítica de los 300 mil cosas que montaste en Facebook y Twitter, y que “casualmente” te dice tu jefe que no salieron. Peor aún… el evento del año de la empresa cae precisamente en esos seis días que solicitaste, y que no puedes mover porque ya compraste pasaje, hotel, comidas y demás cosas. O peor… no te imaginas la cara de ella/el cuándo le digas que te toca dedicarte una o dos horas “diarias” a eso.

Yo en lo personal, después de una experiencia como esa, sugiero algunas cositas que les voy a comentar a continuación, la mayoría a manera de chiste, pero con la salvedad que tiene esta historia triste que tenemos los que trabajamos en los medios digitales, porque para mal o para peor, estás haciendo esto porque simplemente te gusta.

  1. No busques más el WIFI, la mejor señal siempre está en donde el tipo que hace las piñas coladas: no es mentira, por alguna razón los hoteles prefieren colocar la antena en el bar, precisamente porque ahí es donde la mayoría de las personas se reúnen. Entonces, si tienes que dedicar unas horas al trabajo, por lo menos que sea con un trago en la mano.
  2. Lleva tu cargador en el coala: sé que somos la generación abraza paredes. No es necesario que tengan un Iphone o un Android, cualquier promesa de cualquiera de esos creadores de productos de la mono dependencia tecnológica es mentira. La pila no dura, mucho menos cuando estar cazando señal.
  3. Hazles saber que realmente estas de vacaciones… si puedes, hazles sentir envidia: Instagram es una maravilla para esas cosas. Atardeceres, cenas maravillosas, bebidas espirituosas que te elevan el alma, todo eso… publícalo… porque no hay nada que fortalezca más el alma que la envidia… eso si… acláralo: “Yo de vacaciones aquí, pero además trabajando”.
  4. Establece límites: hay momentos para dedicarse un rato al trabajo, pero recuerda que estas de vacaciones… que no termine tu pareja en los brazos de la masajista exótica o el salvavidas baboso. Dedícate a ti porque el resto del año eres de ellos.
  5. Usa tu cámara de fotos: la cochina co-dependencia del celular y tu, debe romperse de alguna manera. Por eso les recomiendo… al usar la cámara de fotos no botas los momentos por la borda y no estás pegado al celular. Úsalo como terapia.

Recuerda algo importante: hagas lo que hagas durante esos días, todo el trabajo que no hiciste esa semana te va a estar esperando en la oficina, exactamente igual como lo dejaste el día que te fuiste, asi que aprende a relajarte, para eso son las vacaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s