Claves Esenciales Emprender En Internet

Iniciarse en un proyecto digital para promover un producto, una marca o un emprendimiento personal siempre causa mucha ansiedad a todos los que se inician en este tema. Por lo general se abruman por la gran cantidad de cosas que hay que hacer y los detalles en los que hay que dedicarse para que todo nuestro ecosistema de marketing digital tenga un “sentido” más parecido a lo que queremos que sea.

En ocasiones, la mayoría de las personas que como tú o yo iniciamos un proyecto y queremos mercadearlo por internet, se sumergen en la bruma y les cuesta arrancar en el asunto de las redes sociales: ya sea por desconocimiento o desconfianza, o por la simple razón de no saber por dónde comenzar. Este artículo quiere ayudarte a desatarte el miedo y dar el primer paso, que es el más importante de todos.

Consejo 1: consigue un objetivo claro

Todos queremos vender desde el primer día, sin embargo, no existe una vendedora más objetiva que la constancia. Saber con claridad qué es lo que queremos hacer con nuestra marca es fundamental para poder establecer una dirección, y a partir de ella, seguir ese camino trazado con ese objetivo.

Atender a nuestros clientes, desde cualquier red social, implica tener orden y un plan de trabajo bien definido que nos ayude a concretar nuestros objetivos. Desviarse de ellos es simplemente perder el tiempo.

Consejo 2: analiza el mercado (el metodo 1-2-3)

Como ya sé que es lo que quiero, puedo salir a la calle a ver el mundo y saber cómo se mueve. Muchos de ustedes ya tienen un camino andado y eso es bueno: El internet se mueve como se mueve la calle. Pero saberlo no es suficiente… hay que poner en blanco y negro las siguientes variantes: La competencia, el entorno y el cliente.

  • LA COMPETENCIA: ¿te has preguntado que hace la gente igual a ti en internet? Este paso es importante, porque de esta manera podemos saber cuáles son sus aciertos y sus áreas de mejora, y definir con más certeza que es lo que YO QUIERO hacer y lo que no.

IMPORTANTE: imitar no es malo, malo es copiar.

  • EL ENTORNO: Es importante saber cómo se comporta el mercado en general, así como los aspectos operativos y logísticos. Considerar tu producto en el mercado y su impacto, evaluar precios, considerar los canales de comercialización más efectivos y cómo darlo a conocer (esta parte me toca ayudarte… claro está).

En este punto es dónde tomamos decisiones importantes como vender por Mercado Libre, tener un sitio web para comercializar tus productos de manera particular o simplemente mostrarte por alguna red social.

IMPORTANTE: No existen decisiones malas cuando se comienza.

  • EL CLIENTE: es siempre bueno ponerse en los zapatos del cliente. Conocer que escucha, que ve, que quiere y que le gustaría de tu producto genera cierta empatía y de esta manera podemos trabajar para él. Por suerte, las redes sociales son la herramienta ideal para generar este lazo y conocer más de ellos a través de las métricas digitales.

IMPORTANTE: Los mercados son conversaciones.

Consejo 3: No temas equivocarte

El consejo más importante de este texto es precisamente este. Puedes ir a miles de cursos como el que vamos a dar el 5 septiembre, y sencillamente la experiencia es el que te va a dar las claves necesarias para que tu proyecto en los medios sociales tenga resultados, sin embargo hay que atreverse a conocer.

El internet es precisamente eso: una cadena de errores que se van a acomodando en el camino y que ayudan a crecer (si no, fuese así, su teléfono no estuviese constantemente actualizando sus apps). En ocasiones, nuestros proyectos son saltos al vacío que tienen muchos riesgos, y eso es lo apasionante del emprendimiento.

Nuestro estímulo es la sensación esta maravillosa de aprender y ese es la mejor parte de encender la llama del emprendimiento.

Sobre la falta de respeto del Emarketing, o “esas cosas que hace El Universal”  

Una de las cosas que forma parte de esas verdades negociadas del internet tiene que ver con la honestidad y la sensatez de los mensajes, del uso justo y honesto de las bases de datos y del respeto al cliente que, por alguna razón, tuvo la confianza de entregarte su correo electrónico en una planilla de registro.

Tengo días pensando en escribir esto pues conozco de lleno el reglamento y las políticas de privacidad que tienen las empresas  que trabajan en e-marketing. En lo personal, creo que es una herramienta poderosísima y que no en balde sigue siendo una de las más importantes del mercadeo electrónico. Las cosas han cambiado mucho desde la primera vez que yo comencé en esto, y actualmente soy uno de los principales promotores de esta estrategia.

Tengo meses recibiendo correos de El Universal tratando de venderme cualquier cosa. Debo reconocer que hay cosas que valen la pena, pero solo por el hecho de que me llegue un correo que dice que es de El Universal con otra cosa, ya me desagrada. Lo peor del caso es que cuando comencé a hacer una investigación de mercado para conocer los precios de los servicios de E marketing de las empresas del sector, el universal era la más cara: es decir, ¿todo ese dinero por una publicidad que se envía a una base de datos que se registró porque quería recibir información y noticias y no cualquier otra cosa? No tiene sentido…

Creo que esto me lleva a considerar unas cuantas cosas que he hecho yo como administrador de una base de datos bien seria de clientes que con mucho respeto debo tratar, porque se tratan de las personas que confiaron o desean ser parte de la “familia” que compra mi producto.

  1. Que un correo diga “NO QUEREMOS INVADIR SU PRIVACIDAD: Usted recibe este mensaje por estar registrado en nuestro site.” No te exime de la culpa de la torta que estas poniendo: quiere decir que usas la información que te tomó años recoger y las estas malversando.
  2. Si un cliente te deja su correo para recibir información de tu marca, es para recibir información de tu marca y nada más. Por lo general yo estoy interesado en diez mil cosas, entre muchas de ellas porque son marcas que hacen muy bien su trabajo y quiero ver que están haciendo, o por mero interés personal. Sería muy desagradable que debas recibir cosas que en nada tiene que ver con la información que realmente deseas de ello, es como pedir vino y que te digan que para beberlo te tienes que tomar una birra primero…
  3. La marca es la marca, no otra cosa: imaginemos que tenemos ganas de comprar una camisa de una marca reconocida, y que al revisar bien te encuentres con que la camisa fue remarcada y le pusieron sobre la etiqueta otra… entonces ¿qué fue lo que compraste? Es como si te estuvieran robando. Mas o menos es como cuando ves que el correo dice Paula’s Café y viene de suscripcion@eluniversal.com.
  4. No es culpa de quien contrata, es la manera de prestar el servicio. Todas las empresas de emarketing solicitan un correo de salida y de entrada, es decir, El correo sale de la empresa que compra la base de datos y si hay alguna interacción con el cliente, hay un correo de entrada a donde yo puedo escribir, hacer preguntas, reclamos, lo que sea. Pero siempre sale de la empresa que contrata. Además, por el dinero que estoy pagando por el arrendamiento de una base de datos, al menos merezco el crédito de que te estoy pagando dinero.
  5. Cuando te boicotean, no es culpa de la competencia, sino de tu impertinencia. No sé si ha llegado a pasar, pero cuando tienes un boicot y todo el mundo se da de baja de tu servicio de correo por estas cosas que estamos conversando, no existe más culpables sino tu mismo. Entendemos que quieras hacer con tu base de datos un negocio, pero el modo es importante y al hacerlo mal, los resultados seguramente sean malos a corto plazo.

Finalmente a mi me llega la siguiente duda, ciertamente creo que El Universal tiene una base de datos robusta, pero, ¿qué capacidad de segmentación y de actualización tiene esa base de datos? ¿Con quién cruza los datos? ¿Qué fiable es que esa base de datos funciona y que esos correos que tienen son efectivos? ¿Cuál es la capacidad de conversión de su base de datos? ¿Cuál es la tasa de spam y de rebote de esa base de datos?.

Eso sólo para conversar largo rato en preguntas que me preocupan. Una vez en un conversatorio con Gaby Castellanos, dijo que el mercadeo digital es el reflejo de los patrones de consumo de la calle, y en este caso pasa exactamente lo mismo: eso que le gusta a la gente en la calle se refleja en las cosas que consume en lo digital, y por tanto, lo que no le gusta también tiene su espejo…

Si en una tienda te faltan el respeto, uno no compra más en esa tienda por más que necesites lo que venden, y si es posible, vas a gritar a los cuatro vientos que te trataron mal… o peor, lo colocas en Facebook.